Dilemas morales

QUÉ ES UN DILEMA MORAL
Vivir significa sentir, pensar, expresar, etc. Vivir implica para los seres humanos actuar, pero no de cualquier manera. Somos seres morales, conscientes y libres, de manera que siempre nos jugamos algo en nuestras acciones. De ahí la importancia de tener unos valores morales que puedan orientarnos. Sin embargo, hay ocasiones en las que nos enfrentamos a situaciones en las que tenemos que decidir pero no podemos hacerlo siguiendo todos los valores morales que son importantes para nosotros. Incluso es posible que si me decanto por una opción “traicione” algún valor moral, que en otras circunstancias hubiera sido irrenunciable. Pues bien, esto es un dilema moral.
CÓMO RESOLVER UN DILEMA MORAL
Un dilema moral nos pone aprueba como personas porque no cuenta con una receta, ni una fórmula que lo resuelva. Es más, puede ocurrir que nunca lleguemos a saber si la opción que elegimos fue la mejor. En nuestra vida, no podemos prever todos los efectos que tendrán nuestras decisiones, como tampoco podemos dar marcha atrás y cambiar los errores o mejorar nuestras respuestas. Por ello es importante reflexionar sobre dilemas morales que se nos pueden plantear alguna vez, para no rendirnos por ignorancia o falta de valor, para tener la serenidad de que uno hizo lo que como persona tuvo a su alcance.
¿QUÉ PASOS DEBEMOS DAR?
Detectar el problema y analizarlo
En primer lugar darnos cuenta de que estamos ante un dilema moral y cuáles son los valores que entran en conflicto. Es importante considerar lo que tras una reflexión reposada me dice la conciencia y el sentimiento moral. Asimismo, tendríamos que pensar en los valores propios de mi época y de mi sociedad. Además deberíamos centrarnos en aquello que consideramos bueno y cómo lo clasificaríamos por orden de importancia.
Exponer los argumentos que justifican cada opción
Como en un dilema moral tendremos que decantarnos por una vía de salida, es fundamental buscar y conocer los argumentos morales en los que se basa cada opción. Esto es propio de los dilemas morales, que cada opción que se nos presenta podría justificarse con argumentos morales. La clave está en dilucidar cuáles tienen más peso. Cuanto más capaces seamos de encontrar un mayor número de argumentos posibles a favor y en contra de una y otra opción, mejor será nuestro ejercicio.
Justificación argumentada de la resolución que has tomado
Por último, tendremos que hacer el esfuerzo de exponer razonadamente los argumentos que más nos convencen para decidir a favor de una de las opciones. “Hay que mojarse” y decidir, sabiendo que renuncias a otra opción con sus argumentos correspondientes.


CRITERIOS ORIENTATIVOS DE VALORACIÓN

1. Análisis del dilema, hasta 2 puntos 
El alumno obtendrá hasta 2 puntos cuando:
Señala los valores morales implicados: 0,5
Señala los valores morales fundamentales y los distingue de los que no lo son: 1
Distingue claramente la jerarquía en los valores: 0,5
Si el alumno no centra su respuesta, su puntuación será del siguiente modo:
Resume el dilema pero no indica los valores que están en juego en el dilema: 0,25
Resume e incluye los valores fundamentales: 0,5
En caso de no enumerar los valores implicados, pero estándo implícitos en su exposición:1

 2. Argumentación, hasta 3 puntos 
El alumno logrará hasta 3 puntos si: 
Justifica cada opción con sus respectivos argumentos. 
Expone argumentos adecuados y con profundidad. 
No elimina el dilema poniendo soluciones con las que no cuenta. 
Razona con riqueza de argumentos.
3. Solución, hasta 5 puntos
3.1. Claridad hasta 1 punto
En todo el ejercicio debe predominar una exposición clara de las ideas, evitando confusiones, equívocos o una expresión escrita insuficiente. También es esencial que lo expuesto tenga una coherencia interna, de modo que las ideas estén bien relacionadas entre sí y el discurso bien construido.
3.2. Ideas personales hasta 1 punto
En este ejercicio es necesario que se deje expuesto el enfoque personal, sin limitarse a lo que ya se ha explicado o comentado.
3.3. Razonamiento: hasta 3 puntos
Que el alumno muestre en su exposición que distingue los argumentos de mayor peso de aquellos que tienen menor fuerza: 1
En la argumentación, el alumno debe dar razones tan claras y contundentes como variadas y suficientes de su opción: 1
La inclusión de algún argumento que refute su postura se calificará: 1


No hay comentarios:

Publicar un comentario